¿Cómo comenzar con las cimentaciones de muros?

Cuando se comienza cualquier construcción, el equipo debe tener presente todas las etapas de cimentaciones de muros, y estos son una parte muy importante de este proceso. La cimentación de muros proporciona apoyo a la superestructura y funcionan como cercado de los sótanos o los espacios de gateo parcial.

No solamente se encargan de proveer apoyo a las estructuras superiores, sino que también deben construirse en función de soportar la presión activa del suelo. Es importante que los muros de cualquier edificación sean capaces de anclar de forma firme la superestructura contra fenómenos naturales como los vientos y evento sísmicos.

Los espacios de gateo son muy importantes porque son las zonas que resguardan las estructuras de tuberías, electricidad e integración de toda la edificación. Los muros de estas zonas deben garantizar el espacio suficiente para la instalación de este tipo de equipos.

Material para cimentaciones de muros

Concreto

Este es uno de los materiales más tradicionales, seguros y confiables para la cimentación de los muros. Suelen aplicarse in situ y para su instalación se requiere de cimbra y un acceso donde se pueda colocar el concreto.

Mampostería de concreto

Esta es una opción un poco más práctica porque cuando se cimenta con mampostería de concreto no es necesario el uso de cimbra. Este es un tipo de material modular y que sus dimensiones principales deben calcularse en base a porciones de 205 mm de un bloque de concreto promedio.

Cualquiera que sea el caso de los muros de cimentación, es importante destacar que las secciones superiores deben ser pensadas para recibir y sustentar el sistema de los muros superiores que se encuentran en la superestructura.

En este tipo de cimentación se tiene que crear un sistema de drenaje eficiente que pueda recolectar y despejar todas las aguas de forma que no afecte el funcionamiento de los muros ni su calidad. Los pozos secos o los emisores naturales que desvían las aguas hacia el inferior de la edificación suelen ser las soluciones más empleadas.

Los muros deben recubrirse con material aislante cuando las particularidades del subsuelo dejan de manifiesto que no se va a presentar una presión hidrostática que se ocasiona por el nivel freático de las aguas. Sin embargo, existen legislaciones vigentes en las que se exige que todos los muros de cimentación sean recubiertos y cercados con materiales impermeabilizantes cuando se encuentran en espacios habitables, siempre que se encuentren debajo del nivel de rasante.

Madera para los sistemas de cimentaciones de muros

Aunque la madera no es un material comúnmente utilizado para cimentar con muros, todavía es recomendable la madera curada para la construcción de sótanos en los espacios de gateo. En estos casos la fabricación de estos muros puede darse in situ o puede realizarse en plantas para disminuir los tiempos que se emplean en el montaje.

La madera, sea laminada o no, debe ser fabricada a presión con un conservador que haya sido aprobado para entrar en contacto con el terreno donde se va a cimentar. Todos los cortes que se realicen la madera de la construcción, deben ser tratados con el mismo conservador. Los sujetadores que se emplean en este tipo de maderas deben ser de materiales impermeables y altamente resistentes como el metal, acero inoxidable, acero de tipo galvanizado y todos deben tener un recubrimiento de zinc.

Otros artículos: