Micropilotes Zaragoza: ¿por qué usar este sistema de cimentación?

Los micropilotes zaragoza son estructuras de 80 a 300 mm de diámetro. Tienen una barra o tubo de acero y una armadura o carcasa que es un núcleo portante que se rellena de lechada de cemento. Este tipo de herramientas ayuda en el trabajo de rozamiento lateral del fuste.

La primera vez que vemos que se utilizan en construcciones es alrededor de los años 50. Se usaban para hacer labores de recalces de estructuras en las que se perforaba un diámetro pequeño y se inyectaba con cemento. Luego del crecimiento y la demanda de las obras de ingeniería civil en las ciudades, aumentó la demanda de los micropilotes en Zaragoza.

Los micropilotes estructurales son muy usados porque tiene una gran capacidad portante de cargas. Entre 100 y 150 kN es el peso que pueden cargar tanto en forma de tracción como a compresión, sin que se sufran mayores deformidades. Esta es una de las soluciones más prácticas de resistencia y longitud.

Usos de los micropilotes en Zaragoza

Cuando las cargas son dispersas, los terrenos o cimientos heterogéneos, cuando hay restricciones de espacio en la construcción, las condiciones de altura o espacios congestionados donde cambia la carga entre tracción y compresión son algunos de los posibles escenarios donde los micropilotes pueden ser una gran solución.

Últimamente, vemos la utilización de micropilotes con un diámetro de 300 ml en los que hay presencia de un material metálico en forma de tubo, pero con capacidad de carga de hasta 200 kN o más. En estos casos, se usa mortero de cemento para rellenar el tubo y que quede sellada la parte de la corona exterior entre el final del material metálico y el suelo.

En ciudades en crecimiento son usados como técnicas de repercusiones o perforaciones se pueden alcanzar espacios de profundidad entre 50 y 100 metros. Aunque el costo de estas instalaciones es más elevado que otras, siempre es una buena opción usar micropilotes zaragoza cuando el suelo incluye áreas rocosas.

En comparación con los pilotes tradicionales, las máquinas que se usan con los micropilotes reducen los espacios de trabajo y los movimientos durante la ejecución son más exactos. Esto es importante, cuando se trata de evitar deformaciones o lesiones en estructuras aledañas  a la construcción. La desventaja de este caso es cuando los suelos se encuentran saturados o hay presencia de niveles freáticos que complique la instalación.

Cuando se inyectan los micropilotes se hace por circulación inversa bombeando desde la central de fabricación de la lechada usando batidoras de alta turbulencia. De la forma de ejecución que se use para los pilotes, dependerá también si se inyecta a presión baja o alta. Cuando la presión es baja, se realiza en varias sesiones haciendo uso de válvulas antirretorno que se sitúan en la parte más baja del micropilote para que se produzca una especie de bulbo que transmita las cargas en forma profunda. Cuando es una inyección a alta presión, se forman bulbos separados que se constituyen como elemento de transición de carga del micropilote al suelo.

Tipos de inyección de micropilotes

  • Única global: El material de relleno es inyectado desde la parte inferior del tubo y se suele utilizar cuando los suelos son rocosos, cohesivos o muy granulares.
  • Repetitiva y selectiva: En suelos de baja consistencia, cohesivos pero no muy duros y en terrenos granulares, los micropilotes suelen ser inyectados por las válvulas antirretorno que se encuentran a lo largo de toda la superficie del tubo.
  • Inyección única repetitiva:  Esta es la opción para las rocas blandas y con fisuras porque el material de relleno se inyecta por las rejillas practicadas que se encuentran en el tubo.

Existen construcciones donde los micropilotes se hincan en el suelo, pero no son rellenados. Esta es la opción cuando la estructura es provisional o cuando se van a hacer excavaciones y se quiere dejar a la vista los micropilotes. Los micropilotes suelen ser fabricados en acero y en estos casos se pueden crear estructuras de arriostramiento. También se pueden hacer muros pantallas con micropilotes.

Otros artículos: