El suelo de una plaza reforzado con pilotes en Ciudad Real.

Ciudad Real, es una Provincia llena de espacios urbanos donde la cultura es enriquecida y donde los habitantes de las diferentes ciudades, pueden salir a caminar, relajarse, y disfrutar de un día diferente.

Entre estos espacios encontramos plazas, parques y jardines, los cuales son bastante emblemáticos, pues poseen una rica arquitectura así como también combinan el espacio urbano con la naturaleza, permitiendo una integración mutua y contribuyendo al desarrollo de ciudades más verdes y sostenibles.

En el caso de las plazas, centrándonos en una específicamente, conocida con el nombre de “La Plaza de Cervantes”, esta ha sido durante este año 2017, centro de una serie de obras de ingeniería e intervenciones como consecuencia de la reparación de una tubería rota en el lugar.

Como consecuencia de la rotura tuvo que intervenir el área, para realizar excavaciones y poder así cambiar la tubería.

Pero ¿Qué papel juegan los pilotes en esta obra?

Bueno, es una pregunta fácil de responder, ya que la obra podría poner en riesgo los edificios de la zona de no llevarse de la forma correcta.

El proceso debe ser cuidadoso, para ello deben colocarse pilotes en el suelo de la Plaza ubicada en Ciudad Real, ya que estos cumplirán la función de contener el suelo en la excavación.

El suelo debe contenerse ya que, en los alrededores de la plaza, existe un buen número de edificios, que pueden resultar afectados. Los edificios están cimentados en el suelo, el cual, al ser excavado a proximidades cercanas podría generar un desplazamiento del mismo, moviendo las estructuras bajo tierra y generando riesgo de desplome o agrietamientos de las edificaciones.

Además podría ocurrir un derrumbe dentro de la excavación, por ende lo más viable es contener el suelo mediante el uso de pilotes.

La Plaza de Cervantes de Ciudad Real, contiene hoy bajo ella, estos pilotes que permiten la seguridad de los habitantes y de la obra, permitiendo la correcta ejecución de todas las fases para el cambio de la tubería rota.

Luego de terminar el cambio, la plaza vuelve a su normalidad, ya que por la inserción de los pilotes, el cervantes de Ciudad Real, que habitaba en la plaza por medio de una estatua, debió ser retirado y reubicado en el patio de la entrada del Museo del Quijote, solamente hasta finalizada la obra.

Luego de esto se repavimentara y todo volverá a la normalidad, quedando los pilotes allí, como evidencia de que estos impresionantes cimientos, son capaces de resistir incluso, las grandes cargas ejercidas por el suelo y por lo edificios adyacentes a la zona de la excavación.

Ciudad Real es hoy el municipio más habitado de la provincia, que en conjunto con todos los demás, hace de ella un lugar lleno de edificios históricos  antiguos, que se mezclan con la tecnología del presente, en otro tipo de obras y construcciones, que van desde edificios, viviendas, puentes, vías de comunicación, hasta las restauraciones, recalces e incluso la utilización de pantallas de pilotes y de pilotes como método de cimentación de estructuras.

Otros artículos: