El uso eficiente de Pilotes en Madrid

Los pilotes son opciones de construcción específicos para cimentación profunda en obras. Estos logran transmitir las cargas de la estructura hasta los estratos del suelo, dando suficiente capacidad de carga para soporte estructural.

Si el objetivo es transmitir las cargas de la estructura al terreno, los pilotes lo logran eficientemente a través de una combinación de rozamiento lateral y la resistencia a la penetración. En parte importante de las edificaciones y estructuras de Madrid se ejecutan con las técnicas de Pozos de Pilotes.

Estos pueden estar construidos con concreto armado, o pretensados parecidos a los postes de luz, con las secciones en metal o madera. Los pilotes se hincan verticalmente sobre la superficie al ser golpeados por martillos hidráulicos o una pala metálica especial. Al penetrar el terreno los pilotes alcanzan los estratos resistentes.

Cuando es introducido en el terreno, este ejerce sobre el pilote y en toda su superficie lateral, una fuerza que se incrementa, al continuar clavando más pilotes en las proximidades, se alcanza la consolidación del terreno.

Existen diversos tipos de cimientos utilizados en la construcción. El propósito de una cimentación es asegurar la estructura en su sitio y transferir las cargas al suelo.

 

pilotes madrid

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de Pilote? 

Antiguos Pilotes en Madrid

Los Pilotes más antiguos, que normalmente eran de madera, se usaron en el pasado en Madrid para hacer cimentaciones en zonas con suelo húmedo, con un nivel freático alto, o áreas inundadas.

El material más utilizado fue la madera, simples troncos sin corteza y su capacidad se destacaba al llegar  a una capa del terreno suficientemente resistente,  por rozamiento del pilote con el terreno.

Existen Pilotes in situ, el método constructivo consiste en realizar una perforación en el suelo a la cual, una vez terminada, se le colocará un armado en su interior y posteriormente se rellenará con hormigón. También Pilotes in situ de desplazamiento con azuche, generalmente como Pilotes de poca profundidad.

Otros tipos de Pilotes utilizados para la construcción en Madrid son el Pilote in situ de extracción con entubación recuperable, Pilote in situ de extracción con camisa perdida. Y también, el Pilote in situ barrenado sin entubación, Pilote in situ barrenado y hormigonado por tubo central de barrena, Pilotes hincados o Pilotes excéntricos entre otros.

Las diferencias básicas de un pilote convencional de hormigón “in situ” y un micropilote se perciben en el procedimiento de ejecución y en su tamaño. Los micropilotes tienen un diámetro no menor de 350mm. Su beneficio frente a los pilotes convencionales es que los equipos necesarios para su ejecución son mucho más livianos y permiten acceso a lugares donde las máquinas necesarias para realizar pilotes no podrían llegar.

 

¿Cuándo utilizar Pilotes?

Si las cargas transmitidas por la estructura no se pueden distribuir de manera conveniente en una cimentación superficial excediendo la capacidad portante del suelo, los pilotes son una opción válida. Igualmente, si el suelo alrededor de los cimientos producen asientos no previstos como es el caso de estructuras que se  apoyan en suelos de baja calidad.

Cuando la estructura a construir esté situada sobre agua o con el nivel freático cerca de la superficie.

Así mismo, en edificios de altura expuestos a fuertes vientos. Para resistir cargas inclinadas; como en los muros de contención de los muelles. Si se deben recalzar cimientos ya  existentes.

Generalmente, los estribos y pilas de puentes son frecuentemente construidos sobre cimentaciones de pilotes para evitar la posible pérdida de capacidad de carga. Cuando las cimentaciones de algunas edificaciones, como torres y losas de sótanos por debajo del nivel freático, están sometidas a presión.

Algunas veces se usan pilotes para esas cimentaciones y así poder aguantar la fuerza de levantamiento.

 

Pozos de Pilotes

Este tipo de pozo de cimentación es usado en Madrid cuando los suelos son blandos y no son los más indicados para cimentación a nivel de superficie. Este tipo de cimentación frecuentemente se usa para cimentar pilares de puentes en el cauce de algunos ríos, cuando estos no se pueden desviar. La ventaja de este tipo de pozo es que se va construyendo al mismo tiempo que se va hundiendo el terreno. La sección transversal del pozo usualmente es circular, pero tienen igualmente secciones de diferentes formas (cuadradas, rectangulares o elípticas).

Otros artículos: