descarga-1

Cimentaciones especiales

Recalce de cimentaciones

¿Buscas una empresa de cimentaciones especiales? 

En Montenegro Expersa contamos con más de 40 años de experiencia.

Conoce nuestro servicio y nuestras obras destacadas o solicita presupuesto sin compromiso.

Email

info@montenegroexpersa.com

Teléfono

629 51 40 00 / 645 849 286

Recalce de cimentaciones

El recalce de cimentaciones es un proceso que permite corregir cualquier desperfecto en los cimientos de los edificios. Suele requerirse su ejecución a consecuencia de fallos inesperados en el suelo o debido al aumento en los requerimientos de soporte de la construcción. Por un lado, la merma en la capacidad de carga puede deberse a la presencia de fallas geológicas. Algunos eventos inesperados, como los terremotos, pueden causar deslizamientos en el suelo, afectando su portación. 

Por otro lado, suele requerirse mayor capacidad de carga en el terreno si se ampliará un edificio ya existente. Para proporcionarle la resistencia adecuada, es necesario realizar el recalce de cimentaciones, pues de este modo se evitan hundimientos y desniveles que dañarían la estructura.

Es posible que sea necesaria la ejecución del recalce de cimentaciones aunque no se haya presentado ningún desperfecto en el edificio y no se tenga planeada una ampliación del inmueble. Por ejemplo, si en las inmediaciones del terreno hubo eventos que sometieron el suelo a niveles de impacto muy elevados, es preferible que revise las cimentación. De esta forma, se determinará si se requiere el recalce de cimentaciones.

Por otro lado, en caso que la construcción se encuentre en una zona de intensa actividad sísmica, lo recomendable es que se revise la condición del cimiento después de eventos telúricos de gran magnitud. Para determinar el daño real, se deben realizar los estudios necesarios para planear de forma eficaz el recalce de las cimentaciones.

 

Recalce de cimentaciones efectuadas con zapatas.

En vista que muchas construcciones han sido cimentadas sobre zapatas, se presenta con cierta frecuencia la necesidad de reforzarlas. Lo habitual en estos casos es construir una ampliación en torno a la zapatas original. Sin embargo, si el suelo no tiene las características adecuadas, es probable que se necesite construir una zapata más grande debajo de la existente. Tanto las características físicas del terreno, como la envergadura del proyecto, determinarán la solución más apropiada.

Además, para aumentar la capacidad de carga de los cimientos, se recomienda construir zapatas adicionales que aporten la estabilidad necesaria al edificio. Esto es posible si el sistema de cimentación original es de zapatas aisladas, pues habrá lugares disponibles para construir las nuevas. En tal caso, los ingenieros encargados del diseño del recalce de cimentaciones deberán determinar qué lugar es el más adecuado para colocarlas.

 

Refuerzo de cimientos con micropilotaje.

Los micropilotes son elementos muy útiles para el recalce de cimentaciones. Una de sus principales ventajas es el bajo coste que representa su construcción. Además, son ideales para las zonas urbanas, pues no requiere de maquinaria de gran tamaño para su ejecución. Esto, a su vez, se traduce en un menor impacto en las construcciones aledañas, reduciendo cualquier escollo legal.

El diámetro habitual de los micropilotes los convierte en elementos adecuados para reforzar la mayoría de las cimentaciones. Los micropilotes pueden medir entre 80 y 300 mm de diámetro, convirtiéndolos en uno de los elementos más angostos usados en la cimentación. De hecho, esta característica hace posible que se puedan y usar simultáneamente tanto para el recalce de cimentaciones de pilotes o de zapatas. Adicionalmente, la eficacia de este método estriba en que transporta las cargas del edificio a estratos más sólidos, los cuales comúnmente están el zonas más profundas. 

Existen dos formas básicas de reforzar los cimientos a través del micropilotaje, a saber, mediante micropilotes perforados e hincados. Como su nombre lo interceda, los micropilotes perforados se introducen en el terreno a través de una perforación hechas previamente. Por otro lado, los hincados son introducidos mediante sistemas hidráulicos, compactando el suelo aledaño. Sin importar que tipo de micropilotes se utilice, mediante esta técnica se logrará reforzar significativamente la resistencia de los cimientos.

 

Inyecciones de cemento.

Otra forma con la que se puede realizar el recalce de cimentaciones mediante el uso de cemento inyectado. Existen diversos sistemas de inyecciones, acorde a cada tipo de terreno. Sin embargo, para su ejecución de requiere realizar una perforación angosta en el suelo, donde se introducirán los mecanismos de bombeo, o inyección. 

Ocasionalmente se usa la inyección de cemento con el propósito de reacomodar el suelo. Para lograrlo, se inyecta una cantidad una lechada de cemento en el fondo la perforación, hasta formar una esfera. Posteriormente, se eleva el mecanismo y se inyecta más material, hasta formar otra esfera. Este proceso se repite simultáneamente hasta llegar a la superficie.

En otros casos, las inyecciones de cemento se usan para rellenar cavernas subterráneas. Para lograrlo, normalmente se realizan dos o más perforaciones para inyectar la lechada desde diferentes ubicaciones, garantizando un mejor relleno de la cavidad. Este sistema de recalce de cimentaciones permite evitar un daño en la estructura, a consecuencia del hundimiento del terreno.

En cualquier caso, el recalce de cimentaciones adecuado para cada tipo de suelo y proyecto requiere plantación previa.

Sobre nosostros

Montenegro Expersa es tu empresa de cimentaciones especiales de referencia.